Silicona

Silicona

La silicona es un derivado de la roca de cuarzo combinado a altas temperaturas con carbono, es decir, un caucho con una base de sílice. A partir de esta base, se pueden obtener diversas formas físicas como el gel, el aceite y el sólido.

La silicona tiene una alta transparencia, versatilidad y un excelente comportamiento en diversos medios físicos y químicos, pudiendo ser transformada en múltiples procesos productivos como inyección, moldeo por compresión, extrusión, autoclave, colada, etc.

Entre sus características más notables, destacan las siguientes propiedades de la silicona:

  • Posee una elevada resistencia a alta y baja temperatura (-60ºC / +200ºC).
  • Es el más longevo de todos los cauchos.
  • Se trata de un buen aislante térmico y eléctrico.
  • Es resistente a la intemperie, rayos UV y gamma.
  • No desarrolla crecimiento bacteriológico.
  • Es un material flexible, elástico y compresible.
  • Ha sido normalizada para estar en contacto con alimentos (FDA, NSF)

Gamas

Silicona Alimentaria

Todas nuestras siliconas están diseñadas para poder estar en contacto con alimentos.

Ver Normativa

Silicona THT

Preparada térmicamente para resistir un amplio rango de temperatura que oscila entre los -80ºC a los 300ºC.

Silicona Auto-adhesiva

Este tipo de silicona posee un acabado de caras auto-adhesivas, lo que facilita enormemente su montaje.

Silicona Ignífuga

Diseñada con una calidad retardante de llama para impedir la ignición según el test UL94 V0, en normativa EN 45545-1.

Ver Normativa

Silicona Anti-microbiana

Este tipo de silicona no se contamina de microbios ni hongos, es para aplicaciones en entornos que son proclives a la contaminación microbiana o fúngica.

Silicona Esponjosa

Esta silicona con estructura celular permite que el material sea altamente versátil y, a su vez, ofrezca todos los beneficios del caucho de silicona, pudiendo encontrarse en gran variedad de formas, densidades y colores en nuestro catálogo.